Edit

CA&D abogados cuenta con amplia experiencia en las diferentes ramas del Derecho, toda vez que ofrecemos asesoría y consultoría especializada en Derecho Administrativo, Corporativo y Fiscal, tanto a empresas como particulares, con una visión preventiva ante posibles contingencias y en su caso, solución de problemáticas.

 ¿Debemos atender las “cartas invitación” del SAT?

El avance tecnológico en los últimos años ha sido considerable, situación que se refleja en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, el Derecho no ha sido la excepción, específicamente en materia fiscal el avance tecnológico también ha sido significativo, en ese sentido el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a través de los medios electrónicos ha obtenido un gran aliado, pues se ha sistematizado el cumplimiento de las obligaciones fiscales a cargo de los contribuyentes, tal y como se puede advertir en el envío de la contabilidad electrónica, la presentación de las declaraciones, entre otras.

En ese sentido, el SAT ha encontrado en las cartas invitación, una herramienta de gran ayuda para efecto de fiscalizar a los contribuyentes, sin la necesidad de iniciar sus facultades de comprobación, lo que hace que la autoridad fiscal tenga una mayor efectividad recaudatoria. El SAT logra tener un acercamiento con los contribuyentes que cuenten con algún tipo de irregularidad o discrepancia fiscal, el cual previamente ya ha sido detectado dentro de su base de datos.

Bajo ese orden de ideas, las cartas invitación han sido un gran aliado para la autoridad fiscal en su función recaudatoria, ya que se formulan sobre partidas específicas,  donde previamente ya tienen un indicio de discrepancia.  

Derivado de lo anterior, las preguntas obligadas que nos tenemos que formular son: ¿Qué es una carta invitación?, ¿Cuáles son sus características? y ¿Es conveniente atender las cartas invitación?

¿Qué es una carta invitación?

En la legislación fiscal, no existe una definición legal para el término de carta invitación, sin embargo, la podemos definir como un acto declarativo, a través del cual, la autoridad fiscalizadora exhorta al particular a que corrija su situación fiscal respecto de las omisiones detectadas en la base de datos de la Institución; o bien, para que dentro de los plazos legales, el contribuyente compruebe con la exhibición de los documentos correspondientes que no incurrió en tales irregularidades, a fin de evitarse molestias y afectaciones futuras.

¿Cuáles son sus características?

Una de las características de las cartas invitación, es que a través de estas, únicamente se informa al contribuyente sobre las irregularidades o discrepancias encontradas por parte de la autoridad fiscal, de conformidad con la información con la que cuenta el SAT, dentro de sus sistemas o base de datos, ello con la finalidad de que los contribuyentes desvirtúen con la evidencia documental suficiente dichas discrepancias, o bien, corrijan su situación fiscal.

De tal manera las inconsistencias o discrepancias que dan a conocer las cartas invitación a los contribuyentes, versan sobre los siguientes puntos:

  1. Diferencias que se detectan entre los CFDI de ingreso emitidos, en comparación con los ingresos declarados.
  2. Diferencias entre lo que se declaró como deducciones autorizadas y la información de sus gastos facturados.
  3. Diferencias que surgen entre las retenciones consignadas en los CFDI y las enteradas.
  4. Diferencias entre las deducciones amparadas con CDFI y lo manifestado en las declaraciones anuales y provisionales.

¿Es conveniente atender las cartas invitación? 

Las cartas invitación no representan un acto administrativo “formal” para efectos legales, por ende, su atención es opcional, por lo que hacer caso omiso a estas invitaciones, en sentido estricto, no deberían tener consecuencias jurídicas, derivado de que la Ley no establece ningun tipo de sanción, sin embargo, en la práctica esta situación acontece de una manera totalmente diferente, ya que la autoridad fiscal, usualmente a los contribuyentes que no atienden las cartas invitación, ejerce sobre ellos sus facultades de comprobación, con la finalidad de verificar que la diferencia detectada en su base de datos sea efectivamente aclarada o, en su caso, determinar un crédito fiscal.

Asimismo, es conveniente no perder de vista que las cartas invitación tienen una función de “presunción”, debido a que el SAT, de manera preliminar, atendiendo a la información con la que cuenta en sus bases de datos, exhorta al contribuyente a aclarar y/o corregir las posibles irregularidades que detectó.

No obstante lo anterior, en CAD Caballero & Díaz Abogados, te ayudamos a la atención de las cartas invitación emitidas por el Servicio de Administración Tributaria. Contamos con los expertos para su debida y pronta respuesta, esto con la finalidad de evitar posibles contingencias con la autoridad fiscal.

 

Acércate con nuestros expertos.